Happy bailada por ancianos, vídeo sencillamente espectacular

¿Quién dijo que bailar y ser alegre, es una actividad y un estado de ánimo reservados exclusivamente para los jóvenes? Ahora bien, todo depende del significado que le dieras dar a la palabra juventud. Si eres una persona que asocia entusiasmo y buena energía con juventud, eres de los míos. Pero si por el contrario eres de esos que cree erróneamente que mantenerse joven es algo que hace netamente referencia a lo físico, a las arrugas y a las canas, déjame decirte que hace rato comenzaste a cavar tu propia tumba, ¡despierta!

Sonreír es tener el alma joven, al igual que cantar, intentar saltar y bailar, así los huesos y articulaciones quieran hacerte la guerra. Ser optimista es seguir siendo joven. Disfrutar de cada detalle que aún sigues percibiendo en tu día a día, es tener el corazón sin arrugas y no tener que usar caja de dientes. Querer, es desafiar la ley de la gravedad para atreverse a no ser infeliz.

A continuación te enseñaremos de una forma más gráfica y divertida, lo que en párrafos anteriores estamos tratando de decirte. Compártelo con tus abuelos y demás seres queridos que ya hayan escalado del quinto piso en adelante, y transmíteles este mensaje: ¡nunca hay que dejar de bailarle a la vida!