Los 7 secretos del maquillaje paso a paso

¿Quieres darle más vida a tu rostro? ¡Entonces no te pierdas este post en donde te presentaremos los 7 secretos del maquillaje paso a paso!

Sin lugar a dudas, el maquillaje puede resultar siendo o el mejor aliado para nosotras las mujeres, pero si no sabemos manejarlo, lastimosamente puede terminarse convirtiendo en nuestro peor enemigo, ya sea porque le juega unas malas pasadas a nuestra piel envejeciéndola o manchándola, o porque nos hace ver como todo lo contrario a lo que estábamos buscando cuando recurrimos a él, es decir, espantosas.

Si no quieres que te ocurra la segunda opción, presta atención a los 7 tutoriales que te hemos traído en esta ocasión. Con ellos, además de aprenderte a maquillar correctamente para ocasiones especiales, también tendrás claro lo importante que es hidratar y cuidar tu piel antes de aplicarle cualquier producto, ya sea un polvo, una base o un labial.

Por otro lado, debes tener mucho cuidado con los productos que usas y con su calidad. Si bien lo costoso no necesariamente tiene que significar que sea lo mejor, recuerda que hay veces que lo económico termina saliendo más caro de lo que queríamos. Así que te recomendamos que investigues, te dejes asesorar por expertos o simplemente pregúntale a tus amigos y conocidos acerca de las experiencias que han tenido con lo que usan. ¡No juegues con la salud de tu rostro y piel!

Así, pues, que te dejamos con los vídeos que hemos recopilado para ti. Toma nota, presta atención y decide por ti misma si se ajustan a tus gustos. Ya sabes que si tienes algún comentario o cualquier otro truco por agregar, tu opinión es más que bienvenida en nuestra web. Y de igual modo, ¡no olvides compartir! Piensa que al igual que tú hay muchas mujeres que necesitan un consejo para lucir más atractivas y seguras de sí mismas!

Secreto 1:  Moldea tu rostro

La técnica se llama Countering y su objetivo principal es afinar nuestra cara preparándola para el maquillaje. Para hacerlo con rapidez, lo que tienes que hacer es aplicar el tono oscuro de tu paleta bajo el pómulo y bajo la mandíbula. En seguida ilumina la barbilla y la parte alta del hueso del pómulo con el tono más claro. Y ya para culminar, es fundamental difuminar los contornos con una esponja hasta que todo quede uniforme.

Secreto 2: ¿Cómo tener unas pestañas espectaculares?

En primer lugar, dobla el cepillo en perpendicular al mango, así será podrás controlarlo mejor y maquillar las partes en donde es casi imposible llegar, como aquellas pestañas que se ubican en la esquina interna del ojo. Ahora, si deseas que tu pestañina dure más tiempo sin que sea muy compleja de quitar al finalizar el día, aplica primero tu máscara normal y después otra de fórmula a prueba de agua. Aunque también es válido que cuando la estés untando alternes miradas hacia arriba y hacia abajo; así, cada pestaña se cubrirá con totalidad y se verán más voluminosas.

En definitiva, la clave está en la forma en que sostengas el cepillo cuando apliques la pestañina. Si lo haces verticalmente y moviéndolo hacia atrás y adelante, obtendrás unas pestañas más espesas. Ahora, si te vas por la dirección horizontal y haces movimientos con suavidad, conseguirás una mirada más natural.

Secreto 3: Toma nota, ¡así se hace el baking!

¿En qué consiste esto? Básicamente en dejar que los polvos traslúcidos penetren tu cutis durante 10 minutos, lo que contribuye a que el calor fije la base de maquillaje e iluminador, y así quitar los polvos de tu cara dejando un acabado perfecto y sin ojeras. Para conseguirlo, primero debes preparar muy bien la zona de tus ojos con el tratamiento hidratante antiedad que sea de tu preferencia.

Luego pasa a aplicar corrector en barra en abundancia, empezando por el lagrimal del ojo hasta llegar casi a la sien, y difumínalo con una esponja húmeda. En seguida aplica iluminador nuevamente con una esponja húmeda y asegúrate de cubrir todas las líneas de edad. Una vez tengas esto, llega la fase de los polvos traslúcidos, preferiblemente los compactos HD, que deben ir por los mismos lados en donde aplicaste el corrector. Con la esponja humedecida y rociada con spray fijador, pásala por donde aplicaste los polvos traslúcidos y espera 10 minutos para que penetre.

Para finalizar, con la misma brocha retira los restos de polvos traslúcidos y pule con iluminador las pequeñas imperfecciones que puedan haber quedado, ¡y listo!

Secreto 4. ¿Cómo delinear los ojos con facilidad?

Puedas empezar con un molde si no tienes muy buen pulso o haciendo una pequeña guía para que no haya accidentes. Para crear una base uniforme en el párpado, contrasta la sombra viva que hayas aplicado con una blanca. De hecho, con un lápiz blanco también puedes definir mejor tus cejas, pasándolo por debajo y encima de estas, y con una brocha húmeda puedes darle el tono que quieras al color que te vayas aplicar y así buscar algo más denso o claro según lo que prefieras.

Si te has manchado tienes dos opciones: una, tener a la mano un copito con vaselina, o dos, aplicar un lápiz del mismo color de tu piel en la zona afectada. Ahora, si quieres que tus ojos se vean más grandes y son bien pequeños, aplica lápiz blanco en la zona inferior de los párpados. Para el caso de los ojos grandes se recomienda hacer lo mismo pero con delineador negro. ¡Observa el vídeo con detenimiento!

Secreto 5 ¿Y el rubor qué secretos tiene?

Primero debes saber cuál es el tono que debes aplicar según el tipo de piel que tengas. ¿Cómo lo sabes? Mira tus muñecas y presta atención a tus venas: si son azuladas, tu tono de piel es frío, y si son verdosas, es cálido. Para este último la gama de color ideal es la melocotón, y para el primero, los similares al rosa.

Si usas un rubor que esté hecho a base de gel, es muy probable que no dé un buen efecto y se funda. Mejor te recomendamos uno que sea en polvo y que lo apliques con una brocha. Ahora, si prefieres que sea cremoso, es importante que primero le des calor con tus manos y lo apliques con suaves toques sobre tus pómulos. En el vídeo te enseñaremos como aplicarlo según el tipo de rostro que tengas.

Secreto 6 ¡Ahora vamos por nuestros labios!

Siempre, siempre, antes de maquillarlos, exfólialos e hidrátalos para que el labial o brillo que quieras aplicarle no te los reseque. Si quieres aplicarles color, es fundamental que lo hagas con un pincel, el tip de morder un papel no es necesario y está mandado a recoger.

Seguro te estarás preguntando qué receta casera podrías implementar para hidratar tus labios, además de cargar en tu bolso un bálsamo labial. Por lo pronto te aconsejamos intentar mezclando aceite de oliva con azúcar en un bowl y luego frotarlo con la punta de los dedos en los labios. ¡Hazlo dos veces a la semana, es excelente!

Ten en cuenta que si quieres maquillar tu boca con un color intenso, es necesario que antes apliques una basa para que este se fije con más facilidad y se vea uniforme. Una vez lo hagas utiliza un lápiz con la misma tonalidad para que definas el grosor que le quieras dar a la boca, y de este modo, pasar a rellenar con un pincel.

Secreto 7 ¡Que no falten las cejas!

Ellas también merecen ser consentidas y atención: antes de maquillarlas, es importante que las depiles, así que en el vídeo te enseñaremos a saber cuáles son los vellos que realmente sobran allí, además de explicarte cómo darles forma al maquillarlas. Si eres de cejas muy pobladas no es necesario de que te esfuerces tanto maquillándolas, pues de por sí ya es muy sexy que las tengas así.

Un tip infalible antes de maquillarlas con sombra o lápiz según prefieras, es que utilices dos tonos más que el de tu cabello si este es oscuro, o dos tonos menos si este es claro. Y cuando finalices, que las fijes con un poco de vaselina, aunque cuidado con excederte para que no tengas resultados desagradables.

Maquilladores profesionales recomiendan que optes por pulirlas con sombra pues así te ves más natural, pero esto es cuestión de gustos.